Royal Enfield Continental GT 650

La Royal Enfield Continental GT 650 es la máxima expresión de movimiento café racer en el mercado actual de motos. Entre sus ventajas destaca el precio -muy económico- y su pureza de líneas.

En Inglaterra a mediados del siglo pasado se creó una cultura muy especial. Motos despojadas de accesorios pesados, gente divirtiéndose con carreras entre un local a otro -los cafés-, dieron paso a un universo underground que llega hasta hoy. La Cultura Café Racer. 

Royal Enfield ha creado este modelo para que tú puedas envolverte en este mundillo fácilmente, con la Continental GT 650 ya acabada desde fábrica.

Las competiciones entre café y café, sobre todo por los suburbios de Londres, confluían en un lugar sublime llamado Ace Cafe London.

La Royal Enfield Continental GT 650 homenajea aquellos tiempos divertidos, reflotando esta cultura en nuestros días. El nombre de Continental GT 650 se funde con el pasado. Se puede parecer a una BSA, a una Norton o a una Triumph de la época. Es un compendio de aquellas motos. Es una forma de rememorar el pasado con una moto actual. 

Royal Enfield ha creado este modelo para que tú puedas envolverte en este mundillo del café racer fácilmente, con la Continental GT 650 ya acabada desde fábrica.

La Continental GT 650 ha sido desarrollada como modelo por la factoría de Royal Enfield que se ubica en Inglaterra, junto a Harris Performance. El motor es de nueva hechura y lo comparte solo con otro modelo, su “hermana” la Interceptor. Han sido creadas para el mercado europeo y estadounidense, a diferencia del resto de gama de la marca hindú.

Para este proyecto se contrataron trabajadores de otra marca británica “triunfadora”, incluso alguno de sus destacados diseñadores industriales. Sí, la moto está fabricada en India, aunque eso no debe preocuparte. Asia -ahora mismo- es donde tienen origen un montón de motos de marcas de occidente. 

El chasis -tal como hemos citado- ha sido desarrollado por Harris Performance. La totalidad de su  tecnología y diseño es obra de Xenophya Design. Equipa frenos ByBre by Brembo (en su división económica)  -delanteros 300 mm (dos pistones) y 240 mm trasero (un pistón). Las llantas,  de aleación y de 36 radios, van firmadas por Excel. Los amortiguadores y la suspensión son facilitados por Paioli SpA -italiana también- . Funcionan bien, evitando sacudidas repentinas. Sus neumáticos son Pirelli Phantom Sportcomp (100/90 130/70, delante y detrás respectivamente), creados específicamente para Royal Enfield. Por supuesto, incorpora el ya tradicional ABS.

El chasis ha sido desarrollado por Harris Performance. La totalidad de su  tecnología y diseño es obra de Xenophya Design. Equipa frenos ByBre by Brembo

Con todos estos datos nos queda especificar la forma de conducción, con los pies sobre los mandos atrasados, los puños sobre el manillar, juntando casi las rodillas con los codos, desplazando las posaderas hasta el final del asiento. Una posición más deportiva, lo que es el cafe racer. El clásico rebaje lateral en ambos lados del tanque de combustible mejora la postura. En conducción urbana, adelantas el cuerpo y yergues la postura. No fuerzas demasiado los brazos pues no son muy bajos los puños; se sitúan a la altura de la tija superior. 

El motor,  toda una innovación. Royal Enfield, da un paso adelante con este bicilíndrico en paralelo refrigerado por aire/aceite de 648 cc y una potencia de 47 CV a 7.250 rpm. Más que suficiente. Su par es de 52 Nm a 5.250 rpm. Eso te dice que debes ir con la marcha engranada adecuada a la velocidad. Con cuatro válvulas por cilindro, es más eficiente el funcionamiento del twin, por prestaciones y ahorro de combustible. Si no la aprietas mucho en los viajes puedes bajar de los 5 litros por 100 kilómetros. Quisiera aportar que su rugido es noble y da la sensación de ser más moto. Los escapes cromados y trompeteros circulan por cada lado y le aportan aun más clasicismo.

Royal Enfield, da un paso adelante con este bicilíndrico en paralelo refrigerado por aire/aceite de 648 cc y una potencia de 47 CV a 7.250 rpm.

En conclusión, es una moto económica -en precio y en consumo-, de bonita estampa, con un nombre de marca muy reconocido -nos han parado por la calle: “la mítica Royal Enfield”-. Si sus limitaciones te compensan con el coste, tendrás una compra inteligente, una moto nueva muy digna y accesible a cualquier bolsillo.

Puedes ver la información de la Continental GT en la web.

Prueba en video Royal Enfield Continental Gt 650

Galeria fotos Royal Enfield Continental Gt 650

@nacho.mahou

Comparte!!!

Deja un comentario