Reparando el embrague

El embrague de un vehículo es el componente que une el motor con la transmisión, permitiendo conectar o desconectar la fuerza (par) proveniente del propulsor a la esta misma; del primero, al segundo componente para poder cambiar de marcha, por ejemplo.

!Puedes ver este artículo de Frank Burguera en video!

Un poco de teoría

Dispone de uno o varios discos de fricción, presionados por muelles (o por un diafragma) que se liberan cuando comprimes la maneta, dejando entonces el motor sin conexión con la transmisión, lo que se conoce como motor desembragado (Figura 1).

Figura 1

Es el caso de  la mayoría de motos que el embrague dispone de varios discos de fricción (conectados con el motor), intercalados con discos metálicos (conectados a la transmisión), todo ello bañado en aceite. Los discos de fricción suelen estar recubiertos de aramida, kevlar, carbono… con el objetivo de no resbalar sobre los discos metálicos cuando están presionados por los muelles (motor embragado) (Figura 2).

Figura 2

Este material se desgasta con el tiempo y puede llegar a deteriorarse por exceso de calor, perdiendo su eficacia y permitiendo que los discos se deslicen entre ellos aún bajo la fuerza del muelle, situación en la que decimos que el embrague patina.

Diagnóstico

Nos encontramos con una moto que cuando aceleramos sube de revoluciones, pero la velocidad del vehículo no sube en consonancia o, en casos extremos, engranamos la primera velocidad y al soltar la palanca del embrague la moto no avanza. En ambas situaciones es probable que tengamos un embrague desgastado o estropeado.

Truco: si sospechamos que un embrague empieza a patinar, pongamos la moto encarada a una pared. Metemos primera velocidad y aceleramos ligeramente contra dicha pared. Las RPM no deberían subir demasiado. Si lo hacen, el embrague está patinando.

Cambio de discos de embrague

En este tutorial, vamos a sustituir los discos de embrague de una Harley-Davidson Sportster. Lo primero que haremos será drenar el aceite del cárter primario (en este modelo contiene tanto aceite de primaria como de transmisión) (Figura 3) y aflojar el tensor de la cadena primaria (Figura 4).

Figura 3
Figura 4

Después de soltar el soporte del reposapiés y la palanca de cambios, con ayuda de una llave Torx 27, aflojamos los tornillos de la tapa de embrague, lo que nos permitirá acceder al mecanismo de la rampa. Con un destornillador plano aflojamos este mecanismo hasta liberar la rampa, que podremos extraer (Figura 5).

Figura 5

Continuamos soltando todos los tornillos que sujetan la tapa de la cadena primaria y a continuación ya podemos separarla del cárter (Figura 6)

Figura 6

El siguiente paso requiere el uso de un compresor de muelle de embrague. Es un útil específico para el año y modelo del vehículo en el que vamos a trabajar. Nos permitirá comprimir el diafragma (muelle) para poder liberar el circlip que lo sujeta (Figura 7).

Figura 7

Con ayuda de un par de destornilladores finos o ganchos, vamos extrayendo uno a uno los discos de embrague mientras comprobamos y limpiamos todo (Figura 8).

Figura 8

Mejorando el original

Una particularidad de algunos modelos Sportster es que disponen de 8 platos de fricción y 6 discos de acero, y ubicado a la mitad, un disco doble remachado que sirve para suavizar el funcionamiento. Este disco se suele romper con mucha facilidad, destruyendo los demás componentes del embrague (Figura 9).

Figura 9

Para prevenir este problema y aumentar al mismo tiempo la eficiencia del embrague, vamos a instalar un kit “extra plate” del fabricante americano Barnett, que elimina este disco muelle y lo sustituye por dos discos más, aumentando un 12% la superficie de fricción, mejorando tanto el agarre como la duración de los componentes (Figura 10).

Figura 10

Del mismo modo, sustituiremos el pequeño cojinete de desembrague, que es el que soporta toda la presión cuando el motor está desembragado. Se trata de un componente muy económico que conviene sustituir con cada cambio de discos.

Montaje

Tras haber tenido los discos de fricción un par de horas sumergidos en aceite, comenzamos instalando uno de éstos, seguido de un disco metálico. Volvemos a instalar otro disco de fricción, otro metálico… y vamos intercalándolos de este modo hasta que estén todos en su lugar (Figuras 11 y 12).

Figura 11
Figura 12

Volvemos a colocar el plato de presión y su circlip, y ya podemos liberar la herramienta de compresión del muelle. En este momento aprovechamos para extraer el mecanismo de desembrague (Figura 13) y cambiar el rodamiento por otro nuevo. Nos ayudaremos de un instalador de rodamientos y una prensa o tornillo de banco (Figura 14).

Figura 13
Figura 14

Ya podemos poner una junta nueva y volver a colocar la tapa del embrague, con cuidado para no dañar el retén del eje de la palanca de cambio de marchas. Este retén es recomendable ponerlo nuevo, por lo que utilizaremos un kit de juntas de primaria completo cuando realicemos este tipo de operaciones (Figura 15).

Figura 15

Atornillamos la tapa en el orden y al par de apriete indicados en el manual de servicio del año y modelo de la moto con la que estamos trabajando (recuerda consultar el manual, es la herramienta más importante). Después de comprimir al máximo el tensor del cable del embrague, volvemos a instalar el mecanismo de la rampa y montamos en su lugar la tapa del embrague.

En este paso ya podemos rellenar con aceite. El modelo Sportster utiliza 1 quart (946 mL) de aceite específico para primaria y transmisión (Figura 16). A continuación, tensamos de nuevo la cadena primaria e instalamos la tapa de inspección apretando los tornillos a su par correspondiente. Todos estos procedimientos aparecen detallados en el manual específico de cada modelo. (Figura 17).

Figura 16
Figura 17

Tan solo nos queda ajustar el tensor del cable del embrague. Para ello, iremos extendiendo el ajustador hasta que el cable tenga una holgura aproximada de 3 mm (Figura 18). Esta holgura es necesaria para permitir la expansión de los componentes del embrague al dilatarse por el calor. Si no la tenemos en cuenta, los discos de embrague se quemarán prematuramente (Figura 19).

Figura 18
Figura 19

Rodaje

Tras el montaje debemos realizar una vuelta de prueba, verificando el correcto funcionamiento del embrague y la ausencia de fugas de aceite. Es recomendable realizar un pequeño “rodaje” del embrague, sin aceleraciones o deceleraciones bruscas en los primeros kilómetros, para que los componentes se asienten correctamente prolongando de este modo la vida útil de los mismos.

@Frank.Burguera

Deja un comentario