Lonely FUKCer

14 años de historia recorren sus bielas. Su anterior usuario, Tony, dícese de estadounidense afincado por aquel entonces en Valencia, que trabajaba para un equipo en la Copa Mundial de Vela. La moto ya se había personalizado al estilo Arlen Ness. Que no era el mío, pero ya tenía en mente trabajar en ella.

Tras varios años de miles de kilómetros compartidos con mi mujer a sus lomos, donde recorrimos casi toda España y parte de Europa, la dejé aparcada en mi taller con la idea de ponerme manos a la obra. Ahí fue que la vida nos premió (no sin esfuerzo ni sufrimiento) con nuestra primera hija. Llegó más tarde la segunda, y con todo el trabajo que tuve en mi taller construyendo motos para mis clientes, quedó finalmente como proyecto a largo plazo.

Fueron mis amigos Mario y Vinzenz quienes me dieron la gran motivación y determinación para dedicarme a ella hace cuatro años en Japón. “Tienes que hacer una moto para presentarla en nuestro evento, Art & Wheels en Suiza!! ” -me dijeron-.

Para entonces ya tenían el póster completo… pero llegó el año siguiente y, nuevamente en Japón, lo confirmaban. “Tienes cuatro meses para hacerla. !Vas a ser uno de los constructores invitados en esta edición !!.

Cuatro meses. Tenía poco tiempo, pero las ideas muy claras. Un chopper de los años sesenta, pero algo diferente de lo que se estaba haciendo últimamente. Así que agarré mis herramientas y al lío.

Comencé desnudando completamente la moto hasta dejarla con el chasis pelado. Le retiré todos los soportes innecesarios para dejarlo lo más limpio posible. Una vez despojada y en puro hierro tras chorrearla con arena para eliminar cualquier resto de pintura original, me dediqué a ir vistiéndola poco a poco a partir de su motor EVO, que es casi la única parte original que queda, y una horquilla delantera Girder ,que compré a un chico de Cádiz y que me robó el corazón nada más verla.

Esa horquilla pedía más grados. Gracias a la ayuda de mi amigo Miquel de UNITAT METRICA, corté la pipa de dirección y le dí 42º para tener una pisada positiva y darle la apariencia que estaba buscando. Fue él también quien me apoyó con todas las piezas hechas en torno durante el proceso de la construcción de la moto.

Esas increíbles ruedas con su perfil redondo que tanto llaman la atencion si las miras en detalle, las conseguí cuando andaba buscando algo distinto. Al ya tener la rueda delantera de un Heritage que transformé para un buen amigo y que yo usaría como llanta trasera, solo me faltaba la delantera. Y sí, finalmente la encontré, en los EEUU.

¡Esto estaba empezando a tener buena pinta !

Utilicé el depósito de gasolina que ideé hace algunos años para un amigo mío y que encaja perfectamente en el chasis y con la linea de la moto. Un depósito de Sportster que corté, estreché e hice un nuevo túnel para darle ese estilo fresco que estaba buscando para ella. Fabriqué el sissybar alejado que pude de lo que había visto en miles de fotos (y aún no he podido encontrar ninguno igual, lo que me hace feliz…). 

Moldeé los escapes cortando y soldando unos mufflers de un viejo Panhead al cual añadí los tramos ondulados que mi hermano Lucas de THE FACTORY METAL WORKS fabrica.

Dediqué un tiempo a añadir varios detalles  que son parte importante de un proyecto. Productos de MOONEYES (filtro de aire), CUSTOMS LOWBROW (kit de defensa DIY), KUSTOM TECH (carcasa del acelerador), CICLOS MINWARD (tapas de válvulas de aire), PIEZAS DE GATO TC DEATH (palanca enriquecedora), HANDCRAFT CHOPPERS (cubierta de punta) etc. Lo siguiente fue trabajar en el asiento. Hice la base con un sistema de montaje oculto, y mi amigo y gran artista de cuero, Ivan Bartolacci de CALAVERA LEATHER, fue el elegido para tapizarlo con charol negro y… !un diseño increíble!

Le faltaba la parte más importante: la pintura. Ya estaba claro el color que utilizaría, pero el diseño y el acabado lo dejé en las sabias manos de mi gran amigo Kilian Ramírez de PIC-ASTUDIO. !Me dejó nuevamente asombrado con lo que hizo en la moto !!

Me gustaría dar las gracias a todos mis amigos que tanto me ayudaron en el proyecto, a mis clientes por todo su apoyo durante estos años y especialmente y sobre todo a tres personas.

¡Mi mujer Mónica por ser mi mejor apoyo y permitirme vivir y trabajar en lo que me gusta, y por darme dos hijos maravillosos! !!Te quiero !!

Marcos Vázquez

fotos: Lebowski

Un español con los ojos orientales

Marcos Vázquez [@fkc_mooneyes_spain] abrió Free Kustom Cycles en 2004, una tienda especializada en accesorios de moto y ropa custom. A la par se incluía como distribuidor oficial de MOONEYES para España. 

Un pionero en Barcelona, a la sazón. Tras cinco años de bonanza decide ampliar el negocio, e incluir taller en éste. “Trabajo solo en la tienda y el garaje con la ayuda de mi esposa. Me dedico a personalizar motos H-D y japonesas. Mis estilos favoritos son choppers y bobbers, pero también hago cafe racers y scramblers”, puntualiza.

Posteriormente crea su propia línea de ropa FUKC (Free-U-Kustom-Cycles) con tremenda resonancia nacional e internacional, vendiendo más de 600 camisetas. Los pantalones de prisionero son otros de sus productos destacados.

Además también ofrecemos el Servicio de Homologación de todos los cambios realizados en las motos customizadas, para que así no os tengáis que preocupar de nada más que de salir con ella de nuestro taller y rodar libres por la carretera”, amplía Marcos.

El ser distribuidor de MOONEYES y ofrecer todo lo enumerado en su catálogo, le ha permitido acudir a numerosos eventos internacionales. Mr. Vázquez es un enamorado de la marca de los ojos amarillos.

Por si fuera poco, su trabajo más destacado y reciente es un libro titulado “MOONEYES EXCELLENCE – HOT ROD CUSTOM SHOW YOKOHAMA 1992-2016”. Elaborado con mimo y cuidado, junto a Cyrill Arino, Filo Loco (Editor) y David Marvier (Fotógrafo). Si quieres más detalles del libro, puedes verlos, incluso comprarlo, aquí. Son 45 €, 272 páginas y 25 años del mejor show de cultura custom que existe.

@nacho.mahou

Deja un comentario