Entrevista a Jorge del Olmo – Espacio Harley-Davidson BCN

Fabulosa inconsciencia

Hoy tenemos ante nosotros a un gran motorista, empresario y emprendedor del mundo de Harley-Davidson en España. Concretamente en Barcelona, con el concesionario urbano más grande de Europa.

ChopMag.- Hola Jorge. Tus inicios como entusiasta de Harley-Davidson fueron con una unidad motorizada por un Shovelhead. ¿Cómo recuerdas esos momentos?

Lo recuerdo con mucho cariño. A la persona que me la vendió le agradezco que me “engañase”. Yo era un “pardillín” con mucha ilusión y le compré un shovel de segunda mano reconstruido y rígido, que luego desmontamos entero para hacerlo de nuevo. Fue mi primera experiencia custom. Sigo siendo amigo del que me la vendió, ja, ja. 

Fue un cacharro único, mágico. Cada 80 kilómetros tenía que atornillarlo entero. Así es como se aprende.

ChopMag.- Según me contabas, tu trayectoria previa a las motos ha estado diversificada entre el mundo de la comunicación y a la inmobiliaria. ¿Es así?

Mi profesión es la comunicación. Me he dedicado a ello 22 años y me apasiona. En agencias de publicidad, estudios gráficos, fui director de marketing de una emisora de radio y hasta tuve un programa. La inmobiliaria fue una buena oportunidad y me permitió ganar un dinero extra.

ChopMag.- Cuando decidiste abrir Espacio Harley-Davidson Barcelona ¿Qué pasaba por tu cabeza?
Necesitaba un cambio. He disfrutado trabajando, muchas horas. Pero después de tantos años en la comunicación acabé saturado. La creatividad no se pagaba, etc. Estaba buscando un giro radical. Gracias a la fabulosa inconsciencia, que me ha acompañado siempre -que no quiere decir ser un inconsciente-, he sido capaz de avanzar con un proyecto sin tenerlo claro del todo; con mucha fe. Me metí en algo de lo que no tenía ni idea. 

ChopMag.- Ahora que han pasado ya unos años -desde 2009- que inauguraste, ¿cómo ha sido la trayectoria? Toda una década dedicada a H-D.
Para mí ha sido un milagro. Han sido 10 años increíblemente intensos. Ha valido la pena, la experiencia ha sido muy chula. Además esto lo llevo con mi mujer, el tándem que hacemos es maravilloso. Nos multiplicamos juntos. Nos permite compartir muchas horas juntos. Es nuestro medio de vida. Nos ha ayudado mucho como pareja. Nos complementamos. 

El bagaje ha sido positivo, muy positivo.

ChopMag.- Hace tiempo os visitamos en vuestras instalaciones en C/ Joan Güell 207, por la Diagonal de Barcelona. Nos encantó el 99% Moto bar. Explica a nuestros seguidores qué es y recomiéndalo, je, je.
Teníamos claro desde el principio que queríamos un bar cerca del negocio. Somos gente decente porque somos gente de bar. El bar es la red social por excelencia. Lo más interesante pasa en los bares. También como estrategia de márketing. A Harley-Davidson desde fuera lo ven algunos como un gueto; que si es para solo unos pocos, que si es para los malotes. Es la marca que casi todo el mundo conoce y -a la par- la gran desconocida. El 99% es de motos y de rock and roll, así al estar cerca de la tienda de Harley facilita su acceso a la marca. De ahí sale el nombre, completando el 1% de los fuera de la ley -Hollister y todo eso-. Dedicado a todos a los que le gustan las motos, con todo mi cariño a los del 1%. Un bar abierto a todos. Actualmente es la sede de fans de Loquillo, que también está metido en el negocio. Se junta la gente de las café racer, del rock and roll a tomarse unas buenas hamburguesas, o unas costillas o una ensalada. Y sobre todo pasar un buen rato.

ChopMag.- Sobre el proyecto The Flow Motorcycles, qué nos puedes contar.
The Flow Motorcycles ha sido un capricho propio. La parte de customización de motos me encanta, ya empecé con aquel primer Shovel. He querido estar en el negocio de la customización desde el primer momento. Con el tiempo -ya más establecidos- comencé con la idea de The Flow Motorcycles, como marca para personalizar motos. Por las circunstancias actuales estoy desmontando The Flow. Con 18 personas trabajando en Espacio H-D me tengo que centrar al 150%, debido a los momentos difíciles que vivimos. Voy a seguir personalizando motos, desde la marca Espacio H-D. Somos el mismo equipo y trabajamos en la misma línea. Aparcamos un poco The Flow.

ChopMag.- Vamos a centrarnos en Harley. ¿Qué moto usas a modo personal?
Ahora mismo una V Rod. Concretamente la Street Rod, la que lleva los mandos de los pies algo retrasados. Obviamente transformada. Le acabo de cambiar el manillar por uno más alto. Me gusta mucho ese motor. Creo que no voy a venderla. Cada una de las que hemos preparado acaban vendiéndose.

También le he echado un ojo a la Softail Slim, que me encanta. Con cuatro toques puede quedar muy bien.

ChopMag.-¿Cuál te gustaría tener como propia?
La propia Slim. Yo no soy muy viajero en moto. Una Touring. Me encantan, ágiles con ese tamaño y peso. Me apetece una Road Glide, pero no le voy a hacer muchos kilómetros.

ChopMag.- De todas las Harleys del catálogo de 2020, cuál es la mejor preparada para ser superventas?
Las Sportster son siempre superventas. Es muy mágica, se adapta a todo. Por ciudad, por carretera… La Softail Standard es una moto con buen precio, y te da posibilidades para trabajar sobre ella. O la Street Bob, que ha sido muy vendida. Tiene también una gran capacidad de ser customizada. Hay otros modelos que cuestan más de vender. La Low Rider S es un modelo espectacular…

ChopMag.- V Rod, Buell, son innovaciones que no cuajaron en el mercado por diferentes cuestiones. ¿Crees que la LiveWire puede tener un recorrido más consolidado?

Va a depender del mercado. La LiveWire es una moto bestial, muy divertida de conducir. Estéticamente a mí me gusta, aunque es cierto que es cara. Hay que entender que Harley-Davidson está dando sus primeros pasos en el sector eléctrico. LiveWire tendrá un recorrido corto, luego veremos si el mercado es eléctrico. Harley-Davidson ha demostrado su capacidad para dar pasos importantes. LiveWire ha salido demasiado pronto, no es una moto con la que puedas viajar. Eso le pasa a todas las eléctricas, son motos urbanas. Harley-Davidson ha realizado un gran movimiento de márketing y de posicionamiento. Fabulosa inconsciencia.

ChopMag.- ¿Te atreves a destacar una moto del mismo sector del mercado que no sea Harley? Menudo marrón, ¿no?

Me gustan las motos. Triumph hace cosas muy chulas, Ducati siempre me ha gustado, BMW, sus trail son maravillosas. Harley hace cosas muy bien hechas, sino yo no estaría en este negocio. Hoy en día no hay una moto mala. Si tuviera otra sería una trail de BMW.

ChopMag.- Ya sobre el mundial de velocidad de motociclismo ¿lo sigues? ¿Qué piloto te hace levantar más los brazos?
Tenemos algún cliente que trabaja como doctor en MotoGP y nos va diciendo “Ya estamos ahí”. Me entusiasma las carreras de los “peques”, Moto3. Me gusta ver su evolución. Las carreras son divertidas, 14 o 15 motos pasando juntas. Apoyo a todos los nuestros: Márquez o Quartararo… que es de fuera, pero vive aquí. Por filosofía de vida no juzgo a nadie. Hay gente que es de un piloto porque le cae mejor. Márquez es impresionante, tiene un don. A un tipo que sonríe todo el día lo tienes que adorar. Va a ser un Mundial divertido.

ChopMag.- Te deseamos la mejor de las fortunas y que los vientos soplen a favor en tu Espacio. Si quieres añadir algo, tenemos carrete en la cámara de sobra, je, je.

Agradezco a ChopperOn -que lo sigo desde los inicios- la iniciativa. Es muy bueno para nuestro mundillo. Haceis un trabajo maravilloso. Gracias por contar conmigo.

Comparte!!!

Deja un comentario