El Calligraffitero – Entrevista a Mr Zé, aka Félix Rodríguez

Calígrafo, ilustrador, rotulista, creativo y vallisoletano. Un caleidoscopio lleno de matices de la Cultura Custom 

ChopMag.- Define tu estilo, ¿Te gusta etiquetARTE?

Mi estilo es un disparo en la cara (lo mismo en la cara de un hipster, no lo sé). No tengo reglas establecidas aunque siga unas normas, y me encanta sacudirme el polvo del ordenador en cualquier superficie. Me atrevo con todo, le echo narices y si hay que subir al andamio o coger un pincel fino me da lo mismo. Me gustan las tipografías, la rotulación tradicional y soy ilustrador, además de director creativo desde hace más de 18 años. Mi estilo está en darle a cada cliente lo mejor, y no aburrirme. Cuando comencé a trabajar en mi propio estudio la gente definía mi trabajo como algo bien hecho y cuidado, quizá esa es la mejor de las referencias que pueden dar de uno.

Me gustan las tipografías, la rotulación tradicional y soy ilustrador, además de director creativo desde hace más de 18 años.


ChopMag.- ¿Y tus maestros más influyentes? Arte. Referencias. Influencias. Tendencias.

Constructivismo ruso, cartelería de guerra, dadaísmo, el recientemente fallecido Wes Wilson, profesionales a los que he conocido y que son un tesoro como Mariscal, Cruz Novillo, Álvaro Sobrino, Enric Jardí, Javier Jaén, Boa Mistura, Cavolo, El Deletrista, Schwitters, Jamie Hewlett, mis colegas del calligraffiti como Warios, TheosOne o Pokras; otros como Oriol Miró, Laura Meseguer… muchos son quienes me han dejado experiencias muy enriquecedoras.

ChopMag.- ¿Cuál es el soporte favorito para tu obra?

Pared. Me encanta pintar murales e ir viendo cómo va avanzando una obra grande. Me parece impresionante el trabajo en calle o interior cuando te dan rienda suelta. Hace poco estuve un mes pintando en República Dominicana todo un hotel boutique y es una auténtica pasada. He pintado en muchos sitios, tanto en España como fuera: Roma, Hamburgo, París… y es fascinante poder hacer cosas así.

ChopMag.- Collage, caligrafía, ilustración, rotulación, graffiti. ¿Qué disciplina te hace desconectar?

Pues la que más me hace desconectar de todas es la rotulación, porque es algo que debe seguir unas pautas concretas en cuanto al uso de materiales y los pasos a seguir. Es sin duda algo que no te permite estar distraído y que hace que te centres y despejes la mente. En realidad, todas las disciplinas que has dicho sirven para desconectar del ordenador y las pantallas. Es una desintoxicación de todo lo que supone lo digital.

ChopMag.- “De la caligrafía al calligraffiti”. Ampliamos ese inquietante concepto.

Hace unos años un grupo de artistas y galeristas eligieron a 25 personas en todo el mundo que representasen ese paso de la caligrafía tradicional a lo urbano. Les llamaron Embajadores del Calligraffiti y yo fui uno de esos 25 elegidos. Me gustan las tipografías, la rotulación tradicional y soy ilustrador, además de director creativo desde hace más de 18 años. La influencia de toda esa corriente de kustom kulture y poder darle mi visión propia es todo un camino, en mi caso alrededor de la letra. La letra, la comunicación escrita, es nuestro mayor patrimonio y poder jugar a dibujar letras con respeto es algo importante para mí. 

Me gustan las tipografías, la rotulación tradicional y soy ilustrador, además de director creativo desde hace más de 18 años.

ChopMag.- Director Creativo de PobrelaVaca, fundador de DePerros Motorcycles; parece un cuento de Hans Christian Andersen, jeje. ¿Puedes definirnos tus quehaceres cuadrúpedos?

Me paso el día a salto de mata entre mil cosas, la verdad. PobrelaVaca es mi estudio de diseño. De diseño puro y duro; pero en el que entran, como no podía ser de otra forma, trabajos de ilustración y lettering. Deperros surge como una diversión; el poder dar imagen y forma a mis ideas alrededor de la cultura de los coches y motos clásicas y custom. Y entre todo eso, soy artista urbano, profesor de caligrafía y, sobre todo, me encuentro en un momento en el que me gusta dedicarle tiempo a ayudar a los demás en lo que pueda, y eso quizá me llena los huecos que quedaban.

ChopMag.- ¿Usas la moto a diario por Valladolid? Por cierto, ese Renault Ondine del 1964 que me comentabas ¿Cómo va?

Soy de Vespa y Lambretta, soy scooterista porque me gusta el rollo que hay detrás, pero no le hago ascos a nada porque todo el movimiento motor me parece interesante y lo defiendo como cultura propia y respetable. Me encantan, y de repente mi garaje se ha llenado de cacharros oxidados estilo rat que me hacen la vida más amena, jejeje. Una Vespa Super del 65, una Lambretta LI Serie 3 del 64, otra PX pintada a mano y kustom… y de repente un Ondine del 64 hecho en FASA, o sea Renault Valladolid, donde trabajó mi padre y antes que él más familia mía. Un orgullo de coche que va estupendamente, que me tiene loco y al que tengo que pintarle unos detalles. Uso la moto en cuanto puedo, que esto es Pucela y la rasca es considerable; y utilizo el Ondine como coche casi casi habitualmente, cosa que me mola bastante teniendo en cuenta el nivel de sandez que hay hoy en día al respecto de los clásicos y demás.

ChopMag.- Aparte de la motocicleta, ¿hay otros vehículos o aficiones que te hagan tilín? 

Los coches clásicos me encantan. Me parecen joyas algunos de ellos, sobre todo los pre-70. Unas máquinas preciosas, y me gusta toda la memorabilia que les rodea: carteles esmaltados, chapas, banderines, publicidad antigua… todo eso me flipa.

ChopMag.- Las motos en España siguen marginadas por los sucesivos gobiernos: peajes injustos, cuchillas asesinas, pintura deslizante, ITV desproporcionada. ¿intuyes una solución?

Creo que el Estado hace muy poco para que las vías sigan siendo seguras para todos. Casi siempre además haciendo hincapié en que el problema somos los usuarios y en muy pocas ocasiones (no quiero decir ninguna por si acaso) en que existe un problema de modernización de las vías. En el momento en el que no hay seguridad, todo el problema no puede recaer en los usuarios. Sí, están las campañas del “si bebes no conduzcas” pero me gustaría una de “si conduzco no me cortes al medio con tus cuchillas”. 

En cuanto a la ITV y demás, como usuarios de un servicio de sanidad pública como el nuestro -que defiendo por supuesto-, debemos atenernos a pruebas sobre nuestros vehículos y a tener seguros obligatorios. Pero por qué siempre todo esto está en manos de empresas que acaban haciendo de ello un negocio, es algo que no entiendo. ¿Te imaginas hacerte el DNI y que lo tengas que hacer a través de una empresa por el doble de dinero? Es inevitable hablar de política: en manos de quién están las ITV? Ahora mismo mientras respondo a vuestra entrevista está siendo investigado el pelotazo de Valencia de las ITV dadas a dedo. Las autopistas rescatadas con dinero público pese a estar más que pagadas. Es un problema político, concretamente de tradición política por la cual un Estado sigue beneficiando a unas cuantas familias. Es así, no busques más. Tenemos mucho que limpiar si queremos estar a la altura de otros países en los que las administraciones sirven a los ciudadanos en vez de lucrar a unos pocos.

ChopMag.- La sostenibilidad del planeta es imprescindible, ¿qué medidas tomarías? 

Se habla mucho sobre las ciudades que apuestan por cerrar el tráfico a determinados vehículos por contaminación, o directamente cerrar el tráfico en la zona centro de la ciudad. Estoy a favor de que la salud es lo primero. La salud de quienes habitan en esas ciudades, como Madrid, Barcelona o en la misma Valladolid donde vivo, está por delante de mis ganas de ir en coche siempre al centro. Para mí eso no tiene dudas. Sobre lo que tengo dudas es con que todo se arregle sacando a los vehículos clásicos o diesel de la circulación y cambiando todo a vehículos eléctricos. Eso no me lo trago; ese sapo no. Los vehículos eléctricos actuales contaminan. Al menos de la manera en que están siendo fabricados y cargados ahora mismo. Por si alguno no lo sabe, los coches y motos eléctricos no son nada nuevo. Nicola Tesla conducía un coche eléctrico que se cargaba gracias a una torreta fabricada por él mismo y que le daba una gran autonomía y una velocidad de hasta 144 km/h, sin batería y alimentado de forma inalámbrica. Eso sí es sostenible, ¿por qué no lo tenemos? Hay gente dispuesta a matar para que sigamos utilizando su petróleo, sus estaciones de servicio y sus coches eléctricos que no aguantan ni cinco horas. La sostenibilidad para mí es el señor que tiene su coche desde hace 50 años, que lo cuida y no lo cambia cada 10 años con todo lo que eso supone. La sostenibilidad para mí tiene que ver con cómo tratamos nuestros vehículos, no con el tiempo que tardamos en cambiar por uno más grande y que corra más.

 Nicola Tesla conducía un coche eléctrico que se cargaba gracias a una torreta fabricada por él mismo y que le daba una gran autonomía y una velocidad de hasta 144 km/h, sin batería y alimentado de forma inalámbrica. Eso sí es sostenible, ¿por qué no lo tenemos?

ChopMag.- ¿Qué buen libro te acompaña? ¿Lo llevas de papel, on line, audio? 

Siempre papel. Me estoy leyendo el manual de despiece del Ondine. Jajaja. Y además me suelo llevar encima algún libro de poesía. El último, el de Carlos León Liquete, “El cuaderno del ahorcado”.

ChopMag.- ¿Cuántos países has visitado? ¿te mola viajar?  Vas a reuniones, concentraciones…

Me mola mucho viajar. He estado por casi toda Europa, Rep. Dominicana, Cuba, EEUU y Egipto… y la verdad que es muy importante para mí. Este verano vuelvo a La Habana a dibujar coches clásicos y pasear por sus calles. Siempre viajo con un cuaderno de bocetos y me gusta sentarme en cualquier sitio a dibujar. Lo llaman Urban Sketch y es un movimiento muy interesante del que incluso hay un museo en Brooklyn en el que se exponen miles de cuadernos de viaje. Os dejo el enlace porque es una pasada y yo estoy rellenando el mío para que lo tengan allí (https://brooklynartlibrary.org/). Me encanta ir a concentraciones, por el ambiente, la hermandad, los amigos y la gente tan amable que suele haber; nada más lejos de lo que la gente se espera. Kustom Kulture Forever, Garage Rules, Old & Proud… lo he pasado genial pintando en ellas, exponiendo mi material y conociendo a grandes artistas. 

Siempre viajo con un cuaderno de bocetos y me gusta sentarme en cualquier sitio a dibujar. Lo llaman Urban Sketch y es un movimiento muy interesante del que incluso hay un museo en Brooklyn en el que se exponen miles de cuadernos de viaje.

ChopMag.- ¿Cuál es tu propio lema favorito? ¿Por qué?

No sé si tengo lema propio, pero sí que tengo una máxima que me guía: no lo dejes. Y tengo un mantra: tranquilidad, alegría y fuerza. Supongo que me motiva y me hace sentir vivo el no dejarme nada por el camino, el saber más, el hacer más, el darlo todo. Es una pasión.

ChopMag.- ¿Qué llevas en tu mochila? rotuladores, multiusos, brújula, pinceles… 

Siempre la Moleskine y el Brush Pen. ¡Ah! Y unos cascos para escuchar buena música.

ChopMag.- Sobre Pucela, dinos calles, bares, tapas, rincones o algún lugar favorito tuyo.

Valladolid, por si muchos no lo saben, fue nombrada mejor ciudad de tapas. Y la verdad es que te chupas los dedos saliendo de vermut, y además tiene locales de todo tipo por los que dejarse llevar. Para comer de “nueva cocina” me quedo con Trasto, por Teo, su chef que es un crack (calle Menéndez Pelayo) y que se atreve con todo; y para el que hicimos un buen trabajo de identidad. Para salir por ahí de tapas y vermuteo, Martina y Soda (Plaza Cantarranas) que además luce algún rótulo mío a mano. De cañas como no podría ser de otra forma me quedo con el Morgan (detrás de la Antigua) que es punto de encuentro de los fans del St. Pauli, y donde solemos hacer de vez en cuando alguna Expo. De copas a LORD (San Benito) un local donde ponen las mejores copas de Valladolid y que está decorado estilo brit por un servidor. Y si ya se te hace de día, un desayuno rico en Sesentta (Acera de Recoletos) donde el gran Silvano (ex jugador de la selección española de basket) te recibe con una sonrisa y un apretón de sus grandes manos, además de unas tartas y salados que quitan el hipo. ¡Ah! y un mural de 12 metros que me curré, desde donde te mira el gran James Dean. 

ChopMag.- ¿Y sobre España? Tu último descubrimiento. 

A nivel gula máxima he de decir que hace un par de años participé en la Expo “Taules y Taulons”, pintando una snowboard. Y para celebrarlo, nos fuimos unos amigos del proyecto a cenar a Santceloni, Madrid. Tienen la mejor tabla de quesos del mundo, diría. Un sitio acojonante. A nivel turístico, me quedo con Cádiz y cenar en “El tío de la tiza”, que está en una placita donde se detiene el tiempo si estás bien acompañado y donde el pescaíto, las gambas y la musiquita te abren los ojos. Salir por la zona de los bares de Segovia, de vermut, esquivando pumas (así os llaman allí a los madrileños, jejeje, con cariño)… todos sitios de lujo y con encanto propio. 

ChopMag.- ¿Qué te tatuarías? ¿llevas algunos?

Sí, llevo unos cuántos ya, 9 en total y los que faltan por llegar, claro. Cuando te pinchas por primera vez, ya sabes que volverás. Todos los que llevo los he diseñado yo, y alguno me lo he hecho en alguna convención como el Kustom Kulture Forever en Alemania. Me quiero tatuar las iniciales de mi madre, M de Milagros, que falleció hace muy pocos meses y la de mi padre, F de Félix, como yo.

ChopMag.- Félix, 1000 gracias por tu tiempo. Añade lo que quieras a partir de este punto.

Tan solo dar las gracias por este tipo de espacios de cultura y expresión artística. Sois la caña.

@Nacho Mahou 2020

Deja un comentario