Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Un placer adulto para un público selecto. Así mismo definimos esta renovada Scrambler 1100, que desde 2018 está en el mercado. Una moto muy chula para nosotros/vosotros.

Prueba en video Ducati Scrambler 110 Sport PRO

La 1100 Sport PRO es la más grande de toda la gama Scrambler y está orientada al piloto más experimentado. El modelo que fue lanzado en 2018 y en 2020 innova con más clasicismo y deportividad. A simple vista destaca el nuevo escape con doble salida por el lado derecho, que anteriormente emergía por cada lado de la unidad.

Además, el asiento es más corto, junto con el guardabarros trasero. Se ha añadido el soporte bajo para la matrícula. En conjunto gana mucho en estética, en equilibrio visual.

Una curiosidad que hace fácil identificar la Scrambler 1100 Sport PRO es una X de metal negro en el interior de faro delantero, que simula los adhesivos protectores utilizados en los 70. Además, la vigesimoquinta letra del alfabeto español ha identificado el universo Scrambler desde sus inicios. Eso sí, en tono rojo. 

La 1100 Sport PRO es la más grande de toda la gama Scrambler y está orientada al piloto más experimentado. El modelo en 2020 innova con más clasicismo y deportividad.

Tiene algunas diferencias notables con su hermana “la discreta”, llamada Ducati Scrambler 1100 PRO, sin “Sport”: la más equipada de las dos y que también cuenta con diferencias estéticas, como los semimanillares bajos o unos retrovisores ubicados en las puntas del manillar e intercambiables fácilmente. Y la decoración, más sobria y deportiva, denominada Black Matt.

Y por supuesto las suspensiones Öhlins totalmente multiregulables con unas capacidades deportivas más eficaces. Las cubiertas o vainas doradas de la “Sport” la delatan de un golpe de vista. En este vídeo rodado en Miami puedes ver la diferencias claramente. 

La suspensión Öhlins se divide concretamente en una horquilla invertida de 45 mm de diámetro -delante- y un amortiguador trasero con precarga de muelle ajustable y amortiguación de rebote. Éstos permiten un recorrido de rueda de 150 mm para cubrir todo tipo de terreno, desde los bordillos urbanos hasta los que se pueden encontrar en offroad. Una mezcla de confort y rendimiento, la Scrambler 1100 Sport PRO es muy polivalente.

La 1100 Sport PRO es una mezcla de confort y rendimiento, es muy polivalente.

Siguiendo con la parte ciclo de la Scrambler 1100 Sport PRO, la frenada está asignada a un doble disco delantero de 330 mm de diámetro, con pinzas Brembo Monobloc M4.32 de cuatro pistones y anclaje radial. Detrás equipa un disco de 245mm con pinza de 34mm. El ABS tiene un gran nivel de intervención y no es desconectable.

Las llantas son de 18″ y 17″ delante y detrás, respectivamente, y montan neumáticos Pirelli MT60 RS, de taco pero con muy buena adherencia en asfalto. 

Siguiendo con lo referente a la agarre llegamos al DTC. Es el sistema electrónico de seguridad activa que mide y controla el derrape de la rueda trasera. Yo ya me pierdo con tantos datos, uuuuf. El control de tracción puede regularse en cuatro niveles y puede desconectarse. Muy técnico, como puedes comprobar. 

A ver si termino con la electrónica y te cuento cómo se divierte uno con la 1100: El ABS Bosch Cornering identifica el grado de inclinación de la moto y regula la presión del frenado, para evitar el bloqueo de la parte delantera de la motocicleta. Esas caídas tontas que todos conocemos.

Dispones de tres tipos de conducción, que manejas desde la botonadura de la piña izquierda. Presionas el botón del intermitente en el centro (sí, sí, no es una errata) y luego con un pequeño pezoncito seleccionas el que prefieras: Activo, para obtener plena potencia del propulsor; Viaje, para respuestas adecuadas del acelerador; Ciudad, para una entrega de potencia más suave, con menos CVs y menos consumo, claro.

Equipación: Casco Bell Eliminator. Chaqueta Hevik Blackjack. Guantes Hevik Black Rock

En la Ducati Scrambler 1100 Sport PRO dispones de tres tipos de conducción, que manejas desde la botonadura de la piña izquierda.

¡¡¡¡Ya veo la luz!!!! El sistema DRL (Daytime Running Light) lo protagoniza una luz guiada de LED que sigue la circunferencia del faro, una imagen fácilmente reconocible incluso de día. Además de la equis mencionada. Detrás, también LED, con un curioso efecto difuminado.

¡Ele por el motor! El propulsor de la Scrambler 1100 Sport PRO es un bicilíndrico en L de 1079 cm3, refrigeración por aire, doble válvula por cilindro y EURO 5. Tiene un diámetro de 98 mm y una carrera de 71,5 mm, traducido en una aceleración constante en cualquier régimen de RPM y sencillez de uso. 

El propulsor de la Scrambler 1100 Sport PRO es un bicilíndrico en L de 1079 cm3, refrigeración por aire, doble válvula por cilindro y EURO 5.

En el motor de la Desmodue de la Scrambler 1100 Sport PRO los cárteres están aligerados. Las tapas del embrague, también. Y las de distribución están mecanizadas para mejorar su aspecto.

La potencia asciende a 86 CV a 7.500 rpm. con una entrega muy progresiva. En el modo City se limita la potencia a 75 CV y aumenta la cifra de par. 

El acelerador Ride-by-Wire, evita complicaciones mecánicas. Y el sistema de accionamiento del embrague es hidráulico, así se evita el feo cable que luce el frontal de modelos anteriores.

La potencia asciende a 86 CV a 7.500 rpm. con una entrega muy progresiva.

La llave sirve para tres cosas: abrir el tapón de gasolina, acceder al interior del asiento trasero y arrancar la moto. A eso último vamos.

Elevo la pierna derecha, mientras giro con la zurda y salvo los 810 mm de altura del asiento, donde me acomodo. Agarro los puños firmemente, sobre el relieve de textura de diamantes, fijo los retrovisores a mi gusto, engrano la N que se ve enorme en el display ovalado monocromo, agarro la maneta de embrague. Piso la palanca de las marchas y un sonido metálico y noble me indica que estoy listo para girar el puño derecho. Mientras me bajo la visera observo la información que me proporciona el display redondo -más grande- y compruebo la gasolina de la que dispongo. Salgo de la ciudad y voy en modo City. Bajo de un saltito el bordillo sin temor y busco los carteles que me indican por dónde salir de la urbe. En autopista elijo el modo Journey. Ya tengo cerca las carreteras de curvas, donde será mejor optar por el modo Active. Ese es el momento que buscaba. Te lo contaré en la crónica de la ruta de Majaelrayo-Riaza. Fue un placer de adulto, casi porno.

Galeria fotos Ducati Scrambler 1100 Sport Pro

@nacho.mahou
Video Chatipower

Comparte!!!

Deja un comentario