Prueba Moto Guzzi V7 III Rough

La “Áspera” es suave

La Moto Guzzi V7 III Rough es una moto muy manejable, de hábitat urbano, con unos neumáticos de tacos, que le dan carácter. Junto con su elegancia intrínseca italiana y sus cotas es muy recomendable para ciudad y salidas cortas fugitivas..

Si vives en una zona con el asfalto destrozado por grietas, baches, hoyos y otras lindezas la Rough es apropiada para salir ileso de tamaña desfachatez municipal. 

Prueba en video Moto Guzzi V7 III Rough

Pero gran mérito de Moto Guzzi con el modelo V7 -en su versión III- es mantener en el mercado un modelo clásico con tecnología de hoy en día.

Vamos, lo que llamamos neo-retro. Y atractiva para los nuevos integrantes de la cultura cafe racer, que quieran distinguirse con la exclusividad transalpina de la Rough. Puede ser usada -fácilmente- con el carné A2.  

La saga V7 poseía 48 CV y ésta con el 3 en romanos, ya alcanza los 52. Más que suficientes para usar por autovía, carreteras reviradas y entorno metropolitano, evidentemente.

A 120 kilómetros hora la postura erguida se aguanta bien con la oposición del viento. A más velocidad (ilegal en España) se hace molesto mantener la chepa recta y te invita a tumbarte, no siendo una opción ergonómica clara en este modelo.

El funcionamiento de su motor es muy lineal. Eso sí, debes apurar las marchas y viajar en la correcta para mejor rendimiento.

El odómetro te indica con una luz roja cuándo debes cambiar a una marcha superior. Un poco latoso, pero útil. Suponemos que con un uso prolongado, te adaptas fácilmente. En 40 km/s te pide que cambies de 1a a 2a; a 60 km/s que subas a tercera. Siguen con 80 a cuarta y 100 a quinta y a sexta sin problemas.

El motor mantiene su estructura convencional en la marca de Águila: en V, transversal de 744 cc. con las culatas mejoradas, resultando en un mayor rendimiento que anteriormente. Sus cotas son 80×74 mm.

Su cárter de aluminio endurecido incorpora un nuevo sumidor de aceite y un árbol de levas con unas inercias calculadas  para una mejor respuesta y una mejora global del propulsor. El sistema de refrigeración también ha sido mejorado considerablemente. Muy agradecido para los “caloraco”  del verano y por ciudad, y para el propio rendimiento de la “machina”.

Otra novedad es el sistema de aspiración de la bomba de aceite. Integra la salida de gases al escape de la forma más óptima. El conjunto de escape ha sido retocado para acrecentar su función y cumplir con las normas europeas.

Cada silencioso aparece por la parte trasera, en un color mate, reforzando la simetría de la Moto Guzzi V7 III Rough.

La línea estética de la moto está muy cuidada.Todos los tonos son satinados o en negro mate, que combinado con el  aluminio pulido en ambos guardabarros, resulta en  un aspecto liviano y elegante. El tanque es retro, antiguo, lo que nos gusta. Es de metal duro y alberga 21 litros de capacidad. 

Es una moto fácil de llevar. Sus 209 kilos de peso facilitan su manejo en parado, tanto como sus dimensiones. La denominan Urban country, sirva como etiqueta, pues es 100% urbana.Los tacos son de adorno, y le quedan muy bien. El peso citado es poco, ya que sus tapas, faro y otras piezas mencionadas son del material de las fundas clásicas de los bocatas.

Otros detalles de la Moto Guzzi V7 III Rough

La exclusividad del asiento para este modelo y los fuelles de la horquilla delantera.

Además de los comunes con sus hermanas de Mandello del Lario: el cardan, ya muy evolucionado y que no requiere mantenimiento.

La caja de cambios, suave, las marchas entran bien.
El solitario reloj es analógico con una pizca de tecnología electrónica en el display con el trip, horario y consumo. Resuelto en negro la esfera y carcasa y descentrado respecto a la horquilla por razón de acceso al clausor o llavín.
Las piñas son las convencionales de Moto Guzzi, rodeados de un cableado algo lioso y, rematando el manillar, hay una barra fijadora como de off road.
Los intermitentes son de bombilla convencional y afortunadamente no son muy grandes.
Se ven bien en los giros, según nos han dicho. Pero recuerda apagarlos tras doblar la esquina. 

Es una moto práctica, accesible desde el punto de vista económico, menos de 10.000 euros (9.969). Pertenece al movimiento neo retro, y es un buen escalón para los que quieren entrar en este mundo.

Galeria Fotos Moto Guzzi V7 III Rough

Texto: @nacho.mahou
Fotos y video: Chatipower

Comparte!!!

Deja un comentario