Momo Magelang Vespa Rat

El scooter más insólito de la isla de Java

De los 150 millones de habitantes de Java, uno se ha puesto en contacto con ChopperOn para enseñarnos su moto, su scooter. Es un disparate de aparato que nos ha llamado la atención.

En la isla más poblada del mundo es una buena idea tener una moto para moverse, sin duda. Debe haber millones. Nueve de cada diez personas utilizan moto a diario en Indonesia. Pues hay que destacar. Y Momo se lo ha planteado con originalidad. Una Rat Bike y -además- Low Rider. Y la base es una Vespa, que parece una Sprint, 160 o algo parecido. Su origen parece en los 70. No hay datos, este reportaje es a ojo. De buen cubero, que llevamos años arrancando a pedal a las dos tiempos de Pontedera.

Lo primero que destaca en la moto es su estampa pegada al suelo. ¿Tumbará? no creemos. ¿Gira bien? Pues no. ¿Para qué sirve? Para pasarlo bien, a su manera.

Las soluciones que ha encontrado Momo son muy ocurrentes. La carrocería unicorporal de láminas de acero prensado ha sido desbaratada para resolver el reto. 

La parte trasera es muy interesante. Ha unido solidariamente los cófanos a la estructura del asiento y cola trasera, creando una bisagra que permite levantar el conjunto como las puertas del DeLorean DMC-12. Para posibilitar la maniobra de apertura, el asiento se ha reducido al mínimo, parece una tabla de skate. El depósito de combustible convencional se ha eliminado, dejando sitio al motor, carburador y al recién incorporado subchasis trasero -de disposición oblicua-. 

El abultado escape original cuadrado se ha enclavado sobre el eje de la rueda trasera, lado izquierdo, girando su posición 45o. Ingenioso. Al cerrar toda la trasera, parece una Vespa convencional, pero más bajita.

Por el lado derecho sobresale la toma de aire del carburador, como si fuese un dragster car. Asoma el plato magnético, incrustado en el recortado cófano diestro.

La rueda delantera ha recibido un trato parecido a la zona posterior, encajando en la aleta. El soporte central de la rueda de repuesto se ha mantenido, usado para colgar el casco en las paradas. La maneta izquierda es la original, tanto como el faro y manillar. Los puños se han modernizado. Un solitario retrovisor se apoya sobre una extraña piña, con salida de cable eléctrico desde el puño derecho. Debe ser el freno trasero.

El depósito de combustible es una sobrada digna del mejor bar biker, algo para copiar o patentar. En la parte interior del escudo frontal -y sujeto con unos alambres- cuelgan dos botellas de Whisky Johnnie Walker Red Label. Están perforadas en su parte inferior para dar salida a dos tubos transparentes que se juntan en una Y y una llave de paso, para cerrar el flujo de combustible. Igualmente cuelga del alambre un embudo con un mosquetón para facilitar el relleno de gasolina.

El cromatismo de la scooter se ha resuelto de dos maneras. Metal pulido, dejando a la vista sus cicatrices, en la gran parte de la superficie. 

Otros detalles están cubiertos de un pigmento de colores primarios: cian, amarillo y rojo. 

Ole por los santos cojones de Momo y su Vespa Rat Low Rider. 

Galeria fotos Momo Magelang

@momo_magelang

@nacho.mahou

Comparte!!!

Deja un comentario